Material Sound

Hecho en Factum Arte, por Factum Arte
2020

Facebook Twitter

Factum Arte es conocido por ayudar a otros artistas a dar forma material a sus ideas, pero Material Sound es el trabajo de los propios artistas, ingenieros, especialistas en sonido y diseñadores de Factum: una obra de arte en colaboración creada a través de la conversación, la experimentación y una estrecha comprensión de las propiedades físicas del mundo material que habitamos, animando una investigación sobre la naturaleza sinestésica de los datos digitales.

Material Sound: Chladni Plates
A film by Óscar Parasiego for Factum Arte

El punto de partida de esta obra fue la experimentación del siglo XVIII de Ernst Chladni, y otras influencias importantes fueron los trabajos de Margaret Watts Hughes en la década de 1890 y de Hans Jenny en la de 1960. 

Las placas de latón que componen la obra vibran según las frecuencias de resonancia de las propias placas cuando son excitadas por el sonido. En la parte inferior de cada placa hay un sistema transductor hecho a medida que incluye un dispositivo piezoeléctrico. Cuando una placa resuena, las partículas de arena se alinean a lo largo de los picos y valles de las ondas sonoras: se dispersan donde la placa está en movimiento y se asientan en líneas claramente definidas en los nodos quietos donde no hay movimiento. El tamaño, la forma y el grosor de la placa contribuyen a los patrones siempre cambiantes; en este trabajo las placas tienen un grosor de 6 mm y una longitud de hasta 2 m. Uno de los aspectos innovadores es que se trabaja con frecuencias de sonido tanto audibles como inaudibles, lo que crea una serie de transformaciones hipnóticas.

Material Sound: The Dark Hours of the Sun

A film by Óscar Parasiego for Factum Arte

En el que se incluyen el principio y el final, la luz y la oscuridad, la ansiedad y la meditación, lo vasto y lo infinito, Nathan Mann ha desarrollado una composición específicamente para trabajar con Material Sound, una instalación cimática que ha crecido a partir de los experimentos de Hans Jenny hasta convertirse en una experiencia hipnótica y emocionalmente convincente de veinte minutos.

En parte composición y en parte collage sonoro, Nathan Mann se basa en las vívidas descripciones sonoras de las "Horas oscuras del sol" para rodear al espectador con una emotiva narrativa musical, que simultáneamente impulsa una coreografía de movimientos cimáticos hechos de sonido visualizado. La obra presenta datos grabados directamente del propio sol y sonificados por la NASA, ilusiones auditivas que desorientan al oyente, motivos y referencias que rinden homenaje a figuras clave de nuestra historia compartida de comprensión sonora, y recitales susurrados del texto.

Seis altavoces están colocados justo debajo de una tensa membrana de látex cubierta de polvo de licopodio (las esporas del musgo del club). La vibración de los altavoces excita la membrana, produciendo complejos patrones en la superficie y por encima de ella. La luz rasante combinada con una franja láser azul revela los patrones creados en el polvo. 


Una obra de arte emergente y transformadora de: Jorge Cano, Adam Lowe, Nathaniel Mann, Charlotte Skene Catling

Con el apoyo de: Enrique Esteban, Francesco Cicognetti, Francisco Regalado, Miguel Hernando, Guillem Bayo, Matt Button, Albert Munté y Victor Camilleri

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorr nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Puede aceptar las cookies haciendo clic con el botón «Aceptar» o configurarlas o rechazar su uso haciendo clic en la Política de cookies.
ACEPTAR