La reconstrucción del extremo oriental del la sala del trono de Asurnasirpal II

Palacio Noroeste, Nimrud

Facebook Twitter

Diseño propuesto del facsímil del extremo oriental de la Sala del Trono de Asurnasirpal II

Factum Arte comenzó este proyecto en 2004, en colaboración con la empresa de exposiciones danesa United Exhibits Group (UEG). Esta empresa de exposiciones estaba trabajando con el Consejo de Ministros y el Ministerio de Cultura de Irak, para comisariar la exposición “El Oro de Nimrud”, que se planificó como una exposición itinerante, para recaudar de forma urgente, fondos necesarios para la preservación del Patrimonio de Irak. En 2006, la UEG tuvo que hacer frente a serios problemas financieros y el trabajo sobre la exposición se paró. Para entonces, Factum Arte, en colaboración con Julian Reade (anterior conservador adjunto de Arqueología de Oriente Próximo en el Museo Británico) y Mogens Trolle Larsen (catedrático de Asiriorología en la Universidad de Copenhague), ya habían completado la mayor parte del trabajo necesario para realizar un facsímil del extremo oriental de la Sala del Trono de Asurnasirpal II.

Convertir los objetos discretos en asuntos complejos

Cada vez se están utilizando más los facsímiles en casos de repatriación. El trabajo efectuado por Factum Arte en las Bodas de Caná es un claro ejemplo. No obstante, los facsímiles de los paneles en bajorrelieve de la sala del Trono de Asurnasirpal, presentan otro interesante aspecto: el de reunificar diferentes partes del mismo yacimiento, que se encuentran expuestas como objetos independientes en diferentes museos de todo el mundo. Los frisos de Nimrud fueron, en algún momento, parte de una compleja narrativa, que mezclaba relieve policromado con texto. El impacto de la visión de conjunto se perdió al dispersarse sus partes. Se espera que el trabajo para reunir todas aquellas que corresponden al extremo oriental de la Sala de Trono de que se tiene noticia, conducirá a un mayor conocimiento y comprensión, tanto del arte asirio, como de la vida cotidiana en esa civilización. Dar a conocer la biografía (o trayectoria) de cada uno de los fragmentos, es una parte importante del trabajo, ya que demuestra que las actitudes hacia la preservación de la cultura, además de estar geográficamente condicionadas, están en un proceso constante de transformación.

El Palacio Noroeste fue descubierto en 1849-50 por Austin Henry Layard. Escribió:Podemos pasearnos por estas galerías durante una o dos horas, admirando detenidamente las maravillosas esculturas o las numerosas inscripciones que nos rodean. Nos encontramos con largas filas de reyes, atendidos por sus eunucos y sacerdotes ,- tres filas de figuras aladas, llevando piñas de abeto y emblemas religiosos …. Aquellos quienes en un futuro pisen el terreno cuando la hierba haya crecido sobre las ruinas de los palacios asirios, podrán pensar que he estado relatando una visión”.

Con gran habilidad, Layard fue extrayendo los bajorrelieves policromados, y enviándolos, en su mayoría al Museo Británico en Londres. En el SXIX había tanto interés por la cultura asiria como por la egipcia y estas obras suponían una muy importante adquisición para el Museo Británico, cuya colección estaba en pleno proceso de creación. Tras su llegada a Londres, la trayectoria de los paneles se complicó: algunos se vaciaron a partir de moldes, otros se expusieron en la Gran Exposición (y de ahí se vendieron al museo de Pérgamo, de Berlín), otros se diseminaron por varios sitios y Layard dio otros. Como resultado, el en su día coherente ciclo narrativo, terminó disperso por museos de todo el mundo. Sólo aquellas partes del Palacio que no fueron extraídas por Layard, permanecen en Nimrud y necesitan ser documentadas y preservadas urgentemente.

La sala del trono estaba originalmente pintada, pero desde su desmantelamiento en el SXIX, toda la pintura ha desaparecido salvo pequeños restos, mayormente visibles en los pies del panel Dresden. ( Se cree que esto ocurrió durante el proceso de producción de vaciados de escayola, en el British Museum o durante la limpieza posterior).

Las técnicas de digitalización en alta resolución, están haciendo posible la realización de copias exactas.

Algunos de los sistemas de digitalización en alta resolución, se diseñaron específicamente para este tipo de trabajo y tienen importantes implicaciones para el estudio de las superficies en relieve – especialmente en la fusión de la información 3D con fotografía en alta resolución. La obsesión de Factum Arte con la digitalización en color en alta resolución y en 3 dimensiones, puede apreciarse en todos los proyectos de conservación que hemos realizado. Se están diseñando y construyendo constantemente nuevos escáneres, para tareas cada vez más específicas.

La habilidad para renderizar la información 3D con diferentes fuentes de luz, también conlleva importantes implicaciones para el estudio y ddifusión de las tablillas cuneiformes. Muchas de las tablillas cuneiformes jamás han sido leídas o estudiadas. Un programa sistemático de digitalización y lectura, con un programa de reconocimiento de caracteres ópticos, podría llevar a nuevos descubrimientos muy interesantes.

Facsímil de Factum Arte del extremo oriental de la sala del trono de Asurnasirpal II

Se ha digitalizado y fotografiado en alta resolución en el British Museum de Londres, el museo de Pérgamo de Berlín, el Staatliche Kunstsammlungen de Dresde, la Sackler Collection en Harvard University y The Art Museum, de Princeton University. Una expedición para digitalizar los fragmentos que quedaban en Nimrud y otros conocidos fragmentos de Mosul y Bagdad, se pospuso tras la visita del ministro de Cultura de Irak a Madrid el 10 de junio de 2005.

En el British Museum, Factum Arte digitalizó: Dos colosos humanos con cabezas de leones alados de 3.5 mts de alto x 3.8 mts de largo x 1 mt de ancho, la trasera del trono, 8 paneles de la pared sur oriental de la Sala del Trono, una figura alada de la pared oriental, una urna encontrada en la Sala del Trono y la “carpet piece” (losa de piedra) de Nínive.

En el museo de Pérgamo, Berlín Factum Arte escaneó: Uno de los esclavos sirviendo comida en la antesala del Salón del Trono, la cabeza de un espíritu alado y una inscripción estándar. En la Staatliche Kunstsammlungen en Dresde, Factum Arte escaneó una gran figura alada de la pared sur de la Sala del Trono.

En la Sackler Collection de la Universidad de Harvard Factum Arte escaneó la cabeza de figura alada de un friso altamente deteriorado que se encontrada a la derecha de la trasera del respaldo del trono.

En el Art Museum de la Universidad de Princeton Factum Arte escaneó la parte superior de una figura alada de un panel que en su día estuvo ubicado a la izquierda de la trasera del trono.

Todos estos registros de alta resolución en 3D, fueron fresados por Delcam, Birminigham a una resolución de 300 micras. Este ha sido el proyecto de conservación más grande de este tipo realizado hasta el momento y, hasta ahora no ha sido igualado en términos de escala y precisión.

Lo único que queda por hacer, es realizar el vaciado de todas las secciones, en un simulado de mármol de Mosul, para que cada friso coincida exactamente con el original en cuanto a color y transparencia.

Tras una demora de varios años, Factum Arte está proponiendo terminar el trabajo y asegurar así que se devuelva a Irak, donde podrá jugar un papel importante, informando tanto al público local como al internacional, sobre la compleja historia de cada uno de los fragmentos que en algún momento formaron importantes ciclos de imágenes narrativas esculpidas y policromadas.

Ver aquí la inscripción estándar de Asurnasirpal.

The standard inscription made from a recording of a plaster-cast from the British Museum that was found in the basement of The Pergamon, Berlin

Un panel terminado en estuco que iguala las características del mármol de Mosul del original del British Museum. Se están realizando vaciados en estuco de todos los paneles del extremo oriental de la Sala del trono y dos leones con cabezas humanas del centro de la sala del trono.

Además de la elaboración de los paneles en estuco, también se realizaron vaciados en yeso, que se utilizan para asegurar que el detalle de la superficie de la escayola esté tan perfecto como sea posible.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar nuestros servicios navegación. Si continua navegando, consideramos que consiente su utilización. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede hacerlo a través de nuestra Política de cookies. Close