León de oro de Matteo de Bonarelli

Museo del Prado. Madrid 2005

Facebook Twitter

Factum Arte ha participado con el Museo del Prado en un proyecto de conservación, para reemplazar el león de bronce perdido, que formaba parte de la base de una mesa encargada por Velázquez en 1651, al artista italiano Matteo de Bonarelli. La pieza original se encontraba en el Alcázar de Madrid, hasta que éste se incendió. En el incendio, uno de los cuatro leones de bronce quedó destruido y se reemplazó con uno de plomo. Durante una reciente limpieza de la mesa, se decidió que había que sustituir la copia de plomo por una fundida en bronce.

Factum Arte elaboró moldes de silicona a partir del león original, situado en la esquina opuesta de la mesa. Al mismo tiempo, un estudio fotográfico registró la superficie de los leones de bronce bañados en oro después de su limpieza.

A partir del molde de silicona se fundió un león de bronce en Fademesa, una fundición en Madrid que ha trabajado muy de cerca con Factum Arte en varios proyectos. Se decidió utilizar la misma técnica 'a la cera perdida', empleada originalmente por Bonarelli en 1651.

El dorado se realizó fundiendo oro en la superficie de bronce con calor. Las impurezas en la mezcla condicionan el color final del oro, que fue igualado en color a los originales.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorr nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Puede aceptar las cookies haciendo clic con el botón «Aceptar» o configurarlas o rechazar su uso haciendo clic en la Política de cookies.
ACEPTAR