Un facsímil de las Bodas de Caná de Paolo Veronese

Encargo de la Fondazione Giorgio Cini, Venecia con la colaboración del Museo del Louvre, Paris

Facebook Twitter

En el otoño de 2006 el Museo del Louvre alcanzó un acuerdo con la Fondazione Giorgio Cini y concedió a Factum Arte acceso para escanear el gran cuadro de Veronese, Las Bodas de Caná. Se especificaron detalladamente las condiciones: el escaneado debería ser completamente de no contacto, todo el equipo debía alcanzar las más altas especificaciones relativas a la conservación y ser aprobadas por Veritas, no se podía utilizar iluminación exterior o andamios, pudiendo realizarse el trabajo sólo cuando el museo estuviera cerrado al público, no pudiendo permanecer en la sala nada del equipamiento cuando hubiera público presente. A la hora de detallar cada condición, la seguridad del cuadro (y de los otros en la sala) siempre fue el factor decisivo.

Como respuesta a estas condiciones, se estudiaron en profundidad los problemas logísticos existentes para escanear un cuadro de 67.29 metros cuadrados. La conclusión a la que se llegó era que necesitábamos desarrollar un sistema de escaneado que pudiera escanear al tamaño actual con la más alta resolución, dentro de los límites tanto de tiempo como de presupuesto. Como resultado, Factum Arte construyó un sistema de escaneado a color de no contacto que utiliza un formato CCD y luces LED integradas. El sistema de escaneado escanea a escala de 1:1 con una resolución máxima de 1200 dpi. La unidad de escaneado se monta sobre un mástil telescópico construido con precisión. El mástil telescópico se opera mediante una bomba de aire y puede colocar con precisión la unidad de escaneado en el eje vertical. Tiene un alcance máximo de 8 metros desde el suelo. Está equipado con una guía lineal para posicionar el cabezal del escáner delante del cuadro. Tiene un sensor de distancia ultrasónico para asegurar que el cabezal del escáner está a una distancia uniforme del cuadro y está siempre posicionado paralelo a la superficie del cuadro. Esto es esencial para asegurar que cada archivo pueda fusionarse sin escala, enfoque o distorsión de perspectiva. El escaneado se realiza a 8 cm de la superficie del cuadro.

El cabezal del escáner se mueve sobre la superficie iluminando la zona que se está escaneando. La luz LED no contiene rayos ultravioletas y genera un calor mínimo. El cuadro se escaneó en 37 columnas y 43 filas, siendo cada captura de 22 x 30.5cm con una superposición de 4cm en la dimensión horizontal y 7 cm en la vertical. Cada archivo se guardó en dos formatos (Tiff y Jpeg).

El escaneado se realizó a 600 dpi con 16 bit de profundidad de color. Durante el escaneado de "Le Nozze di Cana" se guardaron 1.591 archivos individuales en formato Tiff dando como resultado un archivo de 400 gigabytes.

El mástil telescópico se utilizó también para fotografía convencional, utilizando un Phase One H25 digital back acoplado a un cuerpo Hasselblad de formato medio. Los registros Phase One de 5488x4145 pixeles (22 megapíxel) con tamaño de píxel de 9x9micras y 48 bits de color (16 bits por canal). La fotografía se realizó en 450 secciones (18 columnas y 25 filas) utilizando la luz ambiente de la sala.

El archivo de datos fotográficos contiene 593 archivos diferentes que suman un total de 41 gigabytes de datos. (Para comprobar la información se grabó también el cuadro utilizando una Nikon D80 produciendo un archivo de 8.5 gigabytes de datos).

Piers Wardle manipulando el escáner específicamente diseñado para este trabajo

La parte inferior del cuadro se escaneó utilizando un sistema de escáner 3D fabricado por NUB 3D (España). El proceso de Factum Arte en cuanto al escaneado 3D es totalmente de no contacto. No se fijan marcadores, esferas o sistemas de registro al objeto. La distancia de trabajo media es aproximadamente de un metro de la superficie que se está escaneando.

El sistema de escaneado NUB 3D de triple luz blanca (Triple White Light Scanning System) utiliza una mezcla de tecnología óptica, topometría 3D y procesamiento digital de imágenes para extraer las coordenadas 3D de la superficie de un objeto. Esta técnica, conocida como triangulación de luz blanca estructurada, produce mediciones exactas de la superficie analizando la deformación causada cuando las líneas y patrones de luz se proyectan sobre la superficie de un objeto. Se capturan múltiples imágenes por una cámara integrada en el cabezal medidor y utilizando estas imágenes la tecnología integrada del sistema calcula un punto nube coordinado X, Y, Z relativo a la superficie del objeto.

Se escanearon en 3D unos 10 metros cuadrados en una resolución entre 400 y 700 micras. El escaneado se realizó en secciones de un metro cuadrado generando un archivo de aproximadamente 1 gigabyte.

Algunas notas sobre la igualación del color.

Durante el escaneado se tomaron exhaustivas notas de color utilizando una serie de palos en el sitio mismo, igualados a puntos específicos de la superficie del cuadro. Estos se fijaron en un libro que contenía un dibujo del cuadro a escala 1:1. Se cortó un poco del palo de color y se pegó en el libro en el correspondiente punto del cuadro.

El color es uno de los temas menos comprendidos y más complejos. En la producción de un facsímil, rara vez se trata con un color plano estándar. La mayoría de los materiales coloreados envejecen de maneras complejas – siendo alguna de las más importantes los cambios en la trasparencia, dejando ver u oscureciendo la naturaleza capeada de la pintura. Cambios complejos en la textura dan como resultado una superficie irregular, con sombras y luces y una reflectividad desigual en la superficie.

Referencias de color tomadas en el Louvre

Se tomaron cientos de referencias

Pegando los datos del escáner

La primera tarea realizada mientras se trabajaba en el Museo del Louvre fue preensamblar todas las columnas utilizando Photoshop Scripting. Esto dio como resultado una imagen ensamblada de forma rudimentaria de la totalidad de la pintura. El ensamblaje final, efectuado en Madrid, consistía en reducir los 1.591 archivos individuales en unidades mayores juntadas con precisión. Las columnas verticales se utilizaron como la unidad básica y cada escaneado se ensambló exactamente en tiras de cada una 8 o 9 escaneados. Cada columna completa se realiza con cinco de estos archivos. El tamaño de archivo de cada unidad es de alrededor de un gigabyte. 185 de estas unidades conforman el cuadro (con solape).

Debido a la cantidad de información digital era imposible trabajar sobre el cuadro entero por lo que era fundamental dividirlo en unidades manejables (cada archivo de un tamaño de menos de 12 gigabytes) con una referencia precisa a cada unidad adyacente. Una vez finalizadas estas unidades, los escaneados individuales se aplanaron. El cuadro se dividió entonces en bloques de 1 x 2 metros – siendo estos bloques las unidades que se imprimirían: había un total de 44 unidades para imprimir.

En esta fase sólo estamos interesados en la incorporación precisa de todas las unidades en un mapa preciso de la totalidad del cuadro. La información del escáner está en color pero no se realiza ninguna corrección de color hasta que el color y los datos del escáner se han juntado. La información sobre el color se ha registrado para dar el rango dinámico máximo permitiendo flexibilidad para la modificación del color y del tono que han de realizarse antes de la impresión. Para la impresión de los datos del escáner se le toma muestra a 300 dpi. En esta resolución los datos del escáner ensamblados contienen 9.7 billones de pixeles. El tamaño del archivo es de 31 gigabytes.

Fusionando la fotografía en color y los datos del escáner

Los datos del escáner y los datos de las fotografías a color han de ser procesados independientemente pero alineados en perfecto registro. La información fotográfica (registrada en profundidad de 16 bits de color por canal en RBG) ha de ser mapeada a la unidad de información básica del escáner de 1 x 2 metros. La información del escáner no contiene distorsión alguna pero la información de la cámara contiene siempre alguna distorsión de lente y de perspectiva. La tarea de unir estos dos distintos tipos de información es muy ardua y meticulosa.

Hay entre 12 y 18 fotografías por cada 1 x 2 metros de archivo.

Correcciones del color

La impresión en color es difícil utilizando solamente un set de datos pero cuando se utilizan mas de uno, los problemas crecen de manera exponencial. Factum Arte trabaja con el fotógrafo ruso Boris Savelev en todos los temas relacionados con la impresión precisa de color y tono. Las soluciones a las que se llegaron para conseguir la impresión de color de la obra maestra de Veronese son el resultado de una colaboración de doce años entre Adam Lowe y Boris Savelev y fue necesario tanto pensamiento lateral como numerosas pruebas.

El objetivo de los ajustes en el color era conseguir hacer que los colores de una imagen impresa sobre gesso utilizando la impresora plana multicapa de Factum Arte se ajustaran a los palos de colores registrados en el Museo del Louvre.

Una vez completadas las pruebas iniciales, el panel en la parte inferior izquierda del cuadro se imprimió a tamaño real y se realizaron más cambios hasta que tanto el tono como el color de las dos capas impresas juntas coincidieran con los palos de color una vez barnizada la impresión. Cada cambio se archivaba y luego se iba simplificando gradualmente mediante una serie de “acciones” de Photoshop. Se aplicó un set de acciones a los datos de la Fase I y otro a los datos del escaneado de Caná. Una vez finalizadas, estas acciones se aplicaron a todos los 44 archivos de impresión y se imprimieron pequeñas versiones de cada archivo. Durante el escaneado las condiciones de iluminación para la fotografía y el escaneado se mantuvieron constantes para que estas acciones globales dieran como resultado precisos ajustes de color sobre todas las partes del lienzo de 67 metros cuadrados.

Una vez corregidos los dos archivos, se imprimieron en dos capas, una encima de la otra, empezando por el archivo de la Fase I. La información de la foto se imprime con una riqueza de color y brillo que parece muy fotográfico. La sobreimpresión con la información del escáner añade complejidad al tono y produce una imagen que no parece una fotografía. Cuando esto se mezcla con la textura real sobre el lienzo, la sensación, incluso desde cerca, es la de una superficie pintada y no de una fotografía. Después de barnizarse y del acabado a mano final para controlar el relieve de la pintura, esta ilusión se incrementa todavía más.

Impresión del facsímil

El facsímil se imprimió en la impresora plana multicapa especialmente creada por Factum Arte. La creó el ingeniero de Factum Arte Dwight Perry basándose en una impresora digital Epson Pro 9600. La impresora utiliza tintas de pigmento en siete colores (turquesa/cian, cian/turquesa claro, magenta, magenta claro, amarillo, negro y negro claro). Se fija el lecho de la impresora y los cabezales de impresión se mueven arriba y abajo del mismo en guías lineales. El movimiento de los cabezales es preciso hasta la micra. La altura de los cabezales puede ajustarse durante la impresión. Esto permite que se pueda imprimir la imagen sobre lienzo cubierto de gesso con pigmento.

Debido a su historia, "Les Noces de Cana" tiene una superficie compleja y poco habitual. Cada trozo del lienzo está cubierto de una capa de pegamento animal, una capa de gesso y fibra y luego encima dos capas de gesso. Se utiliza un sistema de registro pin mecánico para colocar con precisión la impresión en el lienzo preparado. Cada panel se imprime dos veces en perfecto registro. La primera capa que se imprime es la información registrada en la Fase Uno H25. La segunda capa es la información del escáner. A ambas se les ha corregido el color antes de ser impresas. Los paneles impresos se barnizan con un barniz satinado dorado con UVLS, un filtro ultravioleta.

El lienzo cubierto de gesso se imprime utilizando una impresora de Factum Arte para facsímiles y las impresiones se unen sobre la tabla utilizando acetato polivinílico.

Ensamblando la imagen impresa

Se construyeron paneles Alucore de 20mm de grosor, cada uno de 340 x 205.2 cm. de tamaño. Una vez que están perfectamente alineados en dos filas de cinco paneles forman el cuadro completo. Cada uno de los grandes paneles de aluminio se ensambla a partir de 6 paneles impresos con parte de los paneles solapándose en los bordes. Primero se extienden los paneles impresos en la superficie y se alinean perfectamente. Entonces se unen con cortes irregulares que siguen rasgos del cuadro, evitándose siempre las líneas rectas. Se fija entonces el lienzo al aluminio con PVA y se le pone peso mientras se seca. Luego un equipo de conservadores formados procede a retocar a mano las juntas que resultan de pegar los paneles impresos. Las juntas se rellenan con una mezcla de pasta de moldear Golden acrylic y microesferas de vidrio. Una vez que las juntas se han rellenado cuidadosamente, se tiñen y luego se retocan utilizando pintura Golden acrylic. En este proceso se utiliza un barniz brillo Golden. Para la textura final se utiliza un Golden gel y para resaltar ciertas marcas seleccionadas de brocha. Finalmente se aplica una capa de barniz satinado Golden con UVLS.

Los paneles de panel de aluminio, con la impresión retocada, se enviaron a Venecia en secciones y se fijaron en el lugar mismo a un marco de aluminio. Esto se realizó en dos partes y luego se colocó en su sitio. El control final de la superficie se realizó cuando el facsímil estaba en su posición final y con la luz existente en el refectorio.

Las pequeñas juntas se rellenan con gesso acrílico mezclado con bolas de vidrio para reducir el encogimiento.

El cuadro se escaneó entre noviembre y diciembre de 2006 in situ en el Museo del Louvre. Todos los aspectos de la producción del facsímil se realizaron en los talleres de Factum Arte en Madrid entre enero y agosto de 2007.

Réplica del cuadro en la Fondazione Giorgio Cini en la actualidad. Dimensiones 9,55x6,98 m.

Ver facsimil tapiz aquí (360º)
Visualizar facsimil sin tapiz aquí (360º)

Recortes de prensa:

“Un milagro digital devuelve la obra maestra del agua y el vino al monasterio”

The Times (15/11/2007)

“El milagro de la reproducción. Venecia vuelve a poseer "Las Bodas de Caná", de Veronés, gracias a la tecnología digital"
El País (15/11/2007)

Mientras que el gobierno italiano refuerza su batalla para recuperar de los museos de todo el mundo antigüedades saqueadas, una fundación cultural de Venecia ha elegido un camino alternativo y de alta tecnología para recuperar una obra maestra del siglo XVI con la ayuda de un artista británico y equipo de escaneado puntero”.

Tom Kington
The Guardian (15/11/2007)

Veronese reproducido. Un punto de inflexión en el arte.

Pierluigi Panza
Corriere della Sera (16/11/2007)

"El facsímil elaborado por la empresa madrileña Factum Arte, es una réplica increíblemente exacta del lienzo de 732 pies cuadrados. Los detalles se reproducen hasta la más mínima topografía, incluyendo las costuras en relieve que juntaron de nuevo los paneles cortados por las tropas de Napoleón cuando lo transportaron a Francia en 1797”.

Elisabetta Povoledo
The New York Times (29/11/2007)

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar nuestros servicios navegación. Si continua navegando, consideramos que consiente su utilización. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede hacerlo a través de nuestra Política de cookies. Close