Monument for Lost Time

Larissa Sansour, 2019

Facebook Twitter

Factum Arte ha colaborado por vez primera con la artista palestino-danesa Larissa Sansour en la realización de una escultura de fibra de vidrio que formará parte de 'Heirloom' (Herencia), una poderosa reflexión sobre el tema de la memoria, la historia y la identidad, que representará a Dinamarca en la 58º Exposición Internacional de Arte - La Biennale di Venezia 2019.

Nacida en Jerusalén Este, Sansour estudió Bellas Artes en Copenhague, Londres y Nueva York antes de embarcarse en una prolífica carrera multidisciplinar como realizadora de cine, fotografía, escultura e instalación. Tras su presentación en las Bienales de Estambul, Busan y Liverpool, Sansour ha expuesto su obra en varias instituciones de prestigio internacional entre otras: Tate Modern de Londres, Centre Pompidou de París, LOOP en Seúl; Barbican, Londres; Al Hoash de Jerusalén; Museo Centro de Arte Reina Sofía de Madrid; Centre for Photography, Sidney; Townhouse, Cairo; Maraya Arts Centre, Sharjah, EAU y el Louisiana Museum of Contemporary Art. Actualmente vive y trabaja en Londres.

La enorme estructura esférica se construyó con fibra de vidrio reforzada con resina epoxy. Primero se realizó un vaciado de fibra de vidrio y resina teñida con pigmento negro, para lograr conferir a la pieza la tonalidad negra más intensa que se pudiese conseguir de manera comercial. Esta superficie se pulió intensamente con chorro de arena y seguidamente pintada con sucesivas capas de pintura negra que, por la parte exterior de la esfera, se pulieron y suavizaron para crear el efecto de una esfera pulcra y misteriosa, sin rastro de intervención humana, que la artista buscaba.

Monument for Lost Time en el Pabellón danés de la Venice Bienale 2019 © Ugo Carmeni

Fijada por medio de una complicada estructura de aluminio diseñada y construida por Factum Arte, ésta y las numerosas secciones de la esfera tuvieron que desmontarse para trasladarse a Venecia. Uno de los arquitectos de Factum diseñó unas cajas especiales para su traslado y trabajó con Sansour para obtener el máximo rendimiento dentro de un presupuesto limitado. Se ajustaron las cajas a un diámetro de 4,8 m, para que cupiesen en la zona de almacenaje de Venecia. La instalación de la escultura también fue ejecutada por Factum Arte, un reto considerando el tamaño monumental de la pieza en relación a su espacio de exposición en Venecia, con tan solo un hueco de 1m de ancho alrededor de la esfera. Por esta razón, hubo que hacer un ensayo previo del montaje en los talleres de Factum en Madrid y desplazando a 4 operarios del equipo de Factum a Venecia para hacer la instalación definitiva.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar nuestros servicios navegación. Si continua navegando, consideramos que consiente su utilización. Si desea más información sobre las Cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede hacerlo a través de nuestra Política de privacidad y cookies. Cerrar