Celosías Mangour en el British Museum

Ahmad Angawi, 2018
Madera de nogal
3030 mm x 1450 mm x 29 mm

Facebook Twitter

En 2017, el Brisitsh Museum seleccionó a Ahmad Angawi para llevar a cabo una obra creada específicamente para su exposición permanente en la nueva Albukhary Foundation Gallery of the Islamic Work, que se inauguró en octubre de 2018. Para esta ocasión, Angawi decidió elegir a Factum Arte para realizar cinco celosías Mangour.

La Albukhary Foundation Gallery of the Islamic World del Bristish Museum, celebra la influencia del arte islámico en el mundo, no solo mediante la exposición de obras de arte atemporales, sino también dando a conocer obras de arte contemporáneas, que ponen en valor dichas artes tradicionales. La nueva galería está dividida en dos salas, una primera, centrada en el auge del Islam entre los siglos VII-XVI, mientras la segunda explora la evolución del Islam desde 1500 hasta nuestros días. En ambas salas, las piezas se acompañan con citas, traducciones, vídeos y extractos de audio que dan vida a las piezas.

Angawi es un diseñador y artista de Mecca. Su trabajo se inspira en la gran riqueza y diversidad del entorno cultural de Hejaz y su enfoque se entronca más en los principios del Islam que en su estética. De hecho su trabajo está creado con el objetivo central de integrar la artesanía británica en la realización de una obra de arte con raíces islámicas.

Para producir estas cinco celosías Magour, se han empleado dos métodos distintos. La celosía de mayor tamaño se ha realizado por entero por medios digitales, la realización de las otras cuatro ha requerido tanto medios digitales como manuales.

Fresadora CNC cortando la madera de nogal negro según las recomendaciones del artista © Oak Taylor Smith por Factum Arte

La primera celosía realizada por Factum Arte, es de madera de nogal y cada pieza de madera se cortó siguiendo las indicaciones del artista, con una fresadora CNC.

Empleo de máquina CNC para indicar el módulo de cada celosía Mangour © Oak Taylor Smith por Factum Arte

Una vez que estuvieron cortadas las 106 tiras de madera, se reposicionaron sobre la fresadora, para afilar los bordes, empleando una fresa de acabado para los ángulos de 90º y otra de 45º para las esquinas.

Ensamblaje de los paneles de madera y revisisón de la primera muestra por el artista © Oak Taylor Smith por Factum Arte

Ensamblaje de los paneles de madera y revisisón de la primera muestra por el artista © Oak Taylor Smith por Factum Arte

Ensamblaje de los paneles de madera y revisisón de la primera muestra por el artista © Oak Taylor Smith por Factum Arte

Una vez cortadas y afiladas estas tiras, se ensamblaron cuidadosamente hasta crear 53 tiras de doble cara.

El artista inspeccionando la primera tira fresada en la máquina CNC © Oak Taylor Smith por Factum Arte

Por último, Ahmad Angawi enmarcó la composción para hacer posible la apertura y cierre del Mangour.

Las otras cuatro celosías también se ejecutaron en Factum Arte, si bien requirieron de una considerable habilidad artesanal. Para empezar, Angawi selccionó 280 tiras de madera de nogal de entre las 400 que se produjeron inicialmente. Seguidamente, las piezas se grabaron por una de sus caras en el taller del artista. Para conseguir el resultado deseado, se emplearon una serie de plantillas distintas. Esto se hizo para facilitar el último paso del proceso, que consistió en el tallado manual de todos los detalles de acabado en cada una de las 280 tiras.

Retoques finales, tallado de las piezas de madera en los talleres de Factum Arte © Oak Taylor Smith por Factum Arte

Seguidamente, cada una de las tiras de madera se cortó en la fresadora CNC para ir creando los módulos del Mangour.

La parte final del proceso, el tallado de los detalles de las celosías, se realizó manualmente, siguiendo las técnicas tradicionales de talla en madera.

El resultado es una exposición asombrosa que aúna arte y técnicas contemporáneas con artesanía tradicional, fusionadas ambas en esta corriente de pensamiento vanguardista.

Dos de las celosías se han colocado en ventanas situadas una frente a otra, Ahmad encuentra un paralelismo entre este posicionamiento y el diálogo entre mente y corazón, una comunicación que, en su opinión, se da igualmente al trabajar con artes tradicionales, ya que estas conectan mente, cuerpo y alma.

Las celosías mangour combinan la geometría islámica tradicional con las técnicas artesanales antiguas y la tecnología de vanguardia. © Courtesía de Ahmad Angawi

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar nuestros servicios navegación. Si continua navegando, consideramos que consiente su utilización. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede hacerlo a través de nuestra Política de cookies. Close